Fallece Paco Algora

1Trabajó en el teatro y en el cine con los mejores e intervino en más de 60 películas, la última de ellas fue Un ajuste de cuentas (2009). El actor Paco Algora falleció este miércoles, a los 67 años, en el hospital de Puerto Real (Cádiz), deceso del que informó la entidad de gestión de derechos de actores y directores de teatro (AISGE).

Habla, mudita, Tiempo de silencio, Un hombre llamado Flor de Otoño, Las ratas, Fanny Pelopaja, La colmena, El abuelo y Barrio –le valió una nominación al Goya–, son solo una muestra de los títulos en los que intervino este intérprete, que estuvo a las órdenes de José Luis Garci, con quien también rodó You’re the one,Historia de un beso, Tiovivo C. 1950, Luz de domingo y Sangre de mayo;

Fernando León de Aranoa, Fernando Fernán-Gómez, Carlos Saura, Luis García Berlanga y José María Forqué, entre otros.

Nació en el Observatorio Astronómico de Madrid en 1948 y fue Juan Antonio Bardem el que despertó su pasión por el celuloide con Cómicos cuando era un niño, aunque no debutó hasta mediados de los sesenta sobre los escenarios. Algora, que vivía en Vejer de la Frontera, fue miembro del Teatro Estudio de Madrid, Los Goliardos y el Teatro Experimental Independiente, y trabajó en numerosas series de televisión, desde Crónicas de un puebloa Amar en tiempos revueltos, pasando por Curro Jiménez, Fortunata y Jacinta y El Quijote.

Tuve la fortuna de nacer actor y descubrir a una edad temprana que mi misión era transmitir la palabra. Ahora he celebrado mis bodas de oro con un oficio que me ha hecho regalos maravillosos, como cuando Fernando Fernán-Gómez dirigió y protagonizó Me llamo Jonás, la única obra teatral que he escrito. Para mí el arte es un sacerdocio: solo se le puede servir desde el amor y la libertad. Pero esta última escasea cada vez más por los imparables recortes que acometen esas ratas”, contó Algora en Actúa, revista de la Fundación AISGE, entidad que le reconoció en 2013 con la distinción honorífica Premio Actúa. Cuando recogió el galardón, el actor comentó que este trofeo era “un estímulo para no tirar la toalla. Estoy muy feliz porque, después de tanto tiempo ausente, mis compañeros se han acordado de mí”.

“También echo de menos la interpretación como sinónimo de desnudar el alma, aunque primero hay que tenerla, y eso resulta difícil en un mundo envilecido por el dinero. Ya se le ha negado todo respeto a esta hermosa forma de ganarse la vida”, añadió.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: