El actor Emilio Gutiérrez Caba, Biznaga de Plata Ciudad del Paraíso del Festival de Málaga

emilioEl 19 Festival de Málaga. Cine Español, que se celebra del 22 de abril al 1 de mayo, otorga la Biznaga de Plata Ciudad del Paraíso al actor Emilio Gutiérrez Caba por su amplia y destacada carrera profesional en cine, teatro y televisión.

El Festival de Málaga entrega por segundo año este galardón para reconocer a aquellas personas que hacen posible el cine español desde hace años; actores y actrices que, más allá de una retrospectiva, merecen el respeto, la admiración y el reconocimiento de todos por ser imprescindibles para nuestro cine. En 2015, lo recogió la actriz Julieta Serrano.

Nacido durante una gira teatral, toda la familia de Emilio Gutiérrez Caba se ha dedicado siempre al teatro y al cine, por lo que su infancia y adolescencia transcurrieron en un ambiente que determinó su vocación artística. Bisnieto de Pascual Alba, nieto de Irene Alba, sobrino-nieto de Leocadia Alba, hijo menor de Emilio Gutiérrez e Irene Caba Alba y sobrino de Julia Caba Alba, sus hermanas Irene y Julia también se han dedicado a la interpretación, al igual que su sobrina-nieta Irene Escolar.

Realizó sus estudios teatrales en el Instituto San Isidro de Madrid y formó parte de su grupo escénico. Antes de dedicarse a la interpretación trabajó en un laboratorio de cine de la productora Madrid Films. En el verano de 1962 se incorporó como profesional a la compañía de Lilí Murati, con la que realizó su primera gira por España, y en 1963 interpretó el papel de Peter Pan en la obra del mismo título que se representó en el Teatro María Guerrero de Madrid.

En 1968 creó su propia compañía junto a María José Goyanes y en 1970 estrenó una pieza de la escritora Ana Diosdado, titulada Olvida los tambores, con la compañía de su hermana Julia, colaboradora en algunos montajes: Olivia, de Terence Rattigan y ‘La profesión de la señora Warren’, de Bernard Shaw, los cuales consolidaron su carrera en el teatro.

Desde 1979 ha estrenado obras de autores clásicos como Gil Vicente, Calderón, Shakespeare, Joyce o Juan Ruiz de Alarcón y no ha dejado de intervenir en piezas de autores contemporáneos como Álvaro del Amo, Jorge Díaz, Fermín Cabal o Juan García Larrondo. En 1996 interpretó el personaje de don Diego en ‘El sí de las niñas’, de Moratín, y en 1998 estrenó una obra que recorrió toda España durante casi cuatro temporadas: La mujer de negro, con la que repetiría por tercera vez en 2014.

En 2003 estrenó en el teatro ‘El príncipe y la corista’, en la que estuvo acompañado por María Adánez y en 2008 la obra La muerte y la doncella, junto a Luisa Martín. Aunque Gutiérrez Caba se ha concentrado sobre todo en su carrera en el teatro, donde es un auténtico mito, también ha sido un prolífico actor de cine con más de 80 películas, desde quedebutó en 1963 con ‘El llanero’, western de Jesús Franco. Basilio Martín Patino le eligió como protagonista de su primer largometraje, ‘Nueve cartas a Berta’, donde interpretaba a Lorenzo. El filme ganó la Concha de Plata al mejor director debutante en San Sebastián, y se inscribe dentro de la corriente denominada Nuevo Cine Español.
A partir de entonces, el actor rodó muchas películas comerciales de las conocidas como ‘españoladas’, como ‘Los guardiamarinas’ con Alfredo Landa y José Luis López Vázquez, ‘¿Qué hacemos con los hijos?’ junto a Paco Martínez Soria, ‘Los chicos del Preu’ con Karina, ‘Las 4 bodas de Marisol’, o ‘Los embarazados’. Al mismo tiempo, se prodiga en producciones de calidad, sobre todo en adaptaciones literarias: ‘La colmena’, ‘Werther’, ‘Réquiem por un campesino español’ o ‘La sombra del ciprés es alargada’. Fue también un convincente San Juan de la Cruz en la ilustre serie ‘Teresa de Jesús’, intervino en ‘Las bicicletas son para el verano’, de Jaime Chávarri y llegó a trabajar con Pedro Almodóvar en ‘¿Qué he hecho yo para merecer esto?’.Emilio Gutiérrez Caba también fue uno de los protagonistas de ‘La caza’, otro de los más emblemáticos filmes del cine español de finales de los 60, donde compartía la pantalla con Ismael Merlo, Alfredo Mayo y José María Prada. Este metafórico análisis de la España de la época supuso la primera colaboración del productor Elías Querejeta con Carlos Saura, que obtuvo el Oso de Plata al mejor director en Berlín.

Ha bordado personajes secundarios en ‘La primera noche de mi vida’ y ‘Goya en Burdeos’, aunque su papel más reconocido de los últimos años fue el vecino cínico, aparentemente educado pero maquiavélico, de ‘La comunidad’, que le hizo merecedor del Goya al mejor secundario, y los premios del CEC y la Unión de Actores en la misma categoría. Poco después recibía un segundo Goya por ‘El cielo abierto’. En los últimos tiempos ha intervenido en ‘Escuela de seducción’, ‘La Torre de Suso’, por la que fue nominado al Goya como mejor actor de reparto, ‘Vidas pequeñas’, ‘Cinco metros cuadrados’ o ‘Palmeras en la nieve’, entre otras.

Ha triunfado también en la televisión, realizó un gran trabajo como Sabino Fernández Campo en ’23-F: El día más difícil del rey’ y ha contado con el favor del público en series como ‘Javier ya no vive solo’, ‘Amar en tiempos revueltos’ y ‘Gran Reserva’, por la que recibió el Premio Ondas al Mejor Actor y el Premio como Mejor Actor Protagonista de la Unión de Actores.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: