La SGAE prepara nuevas “Conversaciones de Salamanca” sobre el cine español

Un nuevo modelo de financiación del cine recién salido del horno, la acusada dependencia de las televisiones, los reducidos incentivos fiscales, las dificultades de distribución, el martilleante IVA cultural, el cine en los programas educativos, la relación con la audiencia… estos son solo algunos de los retos a los que se debe enfrentar el cine español actual, y que sin duda se discutirán en las Nuevas Conversaciones de cine español, un encuentro que pretende retomar el espíritu de las míticas Conversaciones celebradas hace más de 60 años en la ciudad charra y que ahora organiza la Fundación SGAE, entre el 3 y el 5 de marzo.

El encuentro de Salamanca, que cuenta además con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E), el Ayuntamiento de Salamanca, la Universidad Camilo José Cela y Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión (AISGE) girará en torno a cuatro ejes fundamentales:

– La identidad del cine español, dónde estamos y hacia dónde vamos

– Patrimonio, educación, público y taquilla

– La internacionalización del cine español

– Las posibilidades de mejora del cine español

Serán jornadas abiertas a todos los profesionales del cine español (directores, actores, técnicos, críticos, periodistas…) con el fin de debatir sobre el estado actual de la industria audiovisual española y de la cultura en general desde la perspectiva de los creadores en un momento convulso social y culturalmente. El plazo para participar de manera gratuita en las Nuevas Conversaciones de cine español estará abierto hasta el próximo 1 de marzo.

La ambiciosa iniciativa ha sido presentada en Madrid por la cineasta y directora institucional de la Fundación SGAE, Inés París; el realizador y coordinador del encuentro, Luis María Ferrández; el presidente de la SGAE, José Luis Acosta, y el cineasta aragonés Carlos Saura, que ya participó en las Conversaciones de Salamanca del año 1955.

“Creo que se trata de una idea excelente y muy necesaria en el momento actual, con el objetivo de que se nos oiga”, ha comentado el presidente de la entidad de gestión. Por su parte la directora de Fundación SGAE ha recordado las legendarias palabras lanzadas por Juan Antonio Bardem en el foro de 1955: “El cine español es políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico”.

París ha señalado que en su opinión la situación ha mejorado en todos los aspectos excepto en el industrial y ha instado a acometer una reflexión desde otros puntos de vista diferentes al económico y lesgislativo: “Este encuentro debería ser una iniciativa institucional, nosotros entendimos que debíamos apoyarlo porque no vemos mejor ocasión de dar voz a los autores. Espero que en Salamanca nos reunamos todos los sectores culturales durante tres días para reflexionar sobre las posibilidades de nuestra cinematografía”, afirmó la directora.

Para Luis María Ferrández, las nuevas Conversaciones de Salamanca no pretenden ser una reedición de las de los años cincuenta del siglo pasado, solo pretenden recuperar aquel espíritu de renovación pero en contextos totalmente diferentes. “Podemos recuperar el espíritu de lo que fue pero mirando hacia delante. Son circunstancias diferentes y ahora tampoco el cine puede ser ajeno a los problemas de la sociedad”, aseguró Ferrández.

Por su parte, el cineasta Carlos Saura, presente hace 60 años en Salamanca, declaró que entonces era muy complicado entrar en la profesión porque estaba estructurada para proteger a unos cuantos elegidos. El director de ‘La caza’ tampoco comparte la opinión del ya fallecido Juan Antonio Bardem de entonces sobre la debilidad industrial porque en su opinión entonces sí existía una verdadera industria aunque funcionaba solo para unos pocos. “Las conversaciones de Salamanca sirvieron para mostrar que hacer un cine diferente era posible, ahora todo ha cambiado, la problemática es muy diferente, hacer cine es más sencillo que en los años 50 pero hay otros problemas como la distribución o la dependencia de las televisiones. Tenemos la libertad pero desconocemos muchas de las películas que se hacen. Actualmente se puede decir que hay una censura sin censura, la censura del mercado, puedes hacer una película, pero otra cosa es que puedas distribuirla. La realidad es siempre más compleja de lo que parece, lo era entonces y lo es ahora”, apuntó Saura. La realizadora Inés París, sin embargo, cree que las televisiones son muy necesarias para la producción cinematográfica “pero necesitamos otros medios de financiación”. Comienza el debate.

En opinión del coordinador de las jornadas: “este encuentro busca un diálogo que eclosione en diferentes opiniones y criterios para poder cristalizar la realidad de una industria necesitada de acuerdos globales y puntuales que nazcan de una radiografía precisa, reflexiva y colectiva”.

Las nuevas Conversaciones de cine español nada tienen que ver con el Congreso del Cine Español, presentado en septiembre de 2014, que también pretendía reunir a la mayor parte de representantes y sectores del cine español para provocar una reflexión necesaria. Dicho Congreso estaba impulsado por asociaciones gremiales como DAMA, Unión de Cineastas y Cima, junto a otras entidades como la Academia de Cine y la propia Fundación Autor. Además apoyaban también el congreso centros de formación como las escuelas audiovisuales ECAM, y ESCAC, la Universidad Carlos III de Mardrid y la Universidad del País Vasco. Según aclaró Luis María Ferrández estaban en contacto con asociaciones gremiales como la Unión de Cineastas para las Nuevas Conversaciones, pero que en ningún caso el encuentro de Salamanca del próximo marzo tendría la estructura de Congreso, ya que su esquema es mucho más abierto.

Las Primeras Conversaciones sobre Cine Español, también conocidas como Conversaciones de Salamanca, fueron unas jornadas que tuvieron lugar en mayo de 1955 con el objetivo de reflexionar sobre el cine español y su futuro, con especial énfasis en repasar y analizar las diferentes corrientes cinematográficas que estaban teniendo lugar en España desde la Guerra Civil. Las jornadas reunieron a los profesionales más importantes de la industria del cine de la época. Además de Carlos Saura, Basilio Martín Patino, José Luis Sáenz de Heredia, José María García Escudero, Fernando Fernán Gómez, Fernando Lázaro Carreter, Antonio del Amo, Luis García Berlanga o Juan Antonio Bardem, entre otros, debatieron sobre el funcionamiento y la estructura del cine español. El encuentro supuso un punto de inflexión en la evolución del audiovisual en el país.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: