Nadie produciría un guion como el de “Breaking Bad” en la TV española

14992_los-protegidos-de-antena-3En el diario SUR, varios guionistas españoles opinan sobre el éxito de Breaking Bad, la serie ya finalizada que triunfaba una vez más, días atrás en los Emmy, y que -con toda probabilidad-, por su contenido, ninguna cadena privada o pública de España querría producir.

«Si vas a las grandes televisiones con el guion de ‘Breaking Bad’ no pasas de la primera reunión porque te pedirían que el protagonista fuese un hombre más atractivo, más empático, que se mostrara más afectuoso con la familia, que incluyeras una chica guapa, y una historia de amor, y paisajes bonitos con jardines en lugar de esos escenarios tan feos y secos de Nuevo México». No puede hablar más claro Ignacio del Moral, guionista de ‘El Comisario’ y ‘Cuéntame’, que lamenta que un producto como ‘Breaking Bad’, delicatessen para la crítica, no se sirviera ni como comida rápida en nuestra tele.

«Tiene una calidad y una virtud en la narración admirables y mucho significado crítico, pero la ve un 3% de la población, gente de nivel, friquis, estudiantes… Sería inviable darla en abierto porque es incómoda, seguirla exige un esfuerzo, no se puede consumir en familia… No es que plantee una vuelta de tuerca, plantea cinco».

Y eso la hace deliciosa para el guionista. «En España las cadenas imponen una narrativa que nos obliga a dejar muy claro quién es el bueno, quién es el malo, quién quiere a quién… Tienes que escribir cosas como: ‘Te quiero, me gustas mucho’. A mí me encantaría escribir como los norteamericanos, personajes menos identificables, con aristas».

Por su parte, Alberto Macías, que ha trabajado en ‘Cuéntame’, ‘Familia’, ‘Alatriste’…., y que no es fanático de ‘Breaking Bad’, defiende el «riesgo» que ha asumido. «Plantea una temática que aquí nadie se atrevería a contar. Tú puedes hablar de droga, pero en España el drogadicto es el malo».

Las cadenas españolas te pedirían que el prota fuese más atractivo, más empático, que metieras a una chica guapa, una historia de amor…», se quejan los guionistas

– Ha habido dos productos valientes. Uno es ‘Aquí no hay quien viva’, que rompió la dinámica de las comedias con personajes miserables, unos cabritos que estaban locos. Y la otra fue ‘Crematorio’, en la que Pepe Sancho interpretaba a un constructor cabronazo. Hablaba de la actualidad sin tapujos, a través de unos personajes complejos que no resolvían todo con los diálogos, dejando claves menos obvias. Intentaron hacer algo distinto, parecía cine -dice Macías-.

Antes que ellos lo quisieron hacer otros, pero se quedaron por el camino. «Cuando Telecinco emitía ‘El Comisario’ (2005-08) hubo una reunión de crisis. Nos dijeron que los padres se habían quejado porque no podían ver la serie con los niños ya que salía gente fea, había muertos, escenas grabadas de noche… ¡Les parecía dura! Fuimos más allá y no pasamos de los cuatro millones de espectadores, cuando entonces una serie llegaba a los siete», recuerda Ignacio del Moral.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: