Martínez-Lázaro descarta que el guion de la secuela de “Ocho apellidos vascos” toque el tema catalán

1398720903_280414eEl éxito de “Ocho apellidos vascos” está siendo tan grande como inesperado. Sin magnitudes de superproducción, ni grandes estrellas internacionales en el reparto y con apenas siete millones de euros en su presupuesto, la cinta de Emilio Martínez Lázaro, escrita por Borja Cobeaga y Diego San José, ha ido destrozando todos los récords que se han ido poniendo en su camino. Ante tal éxito, no fue descabellada la confirmación de que habrá secuela, en la que ya trabajan los guionistas. Si lo fue, por su parte, la afirmación de Ghislain Barrois, productor de la primera entrega y miembro responsable de Mediaset, al programa radiofónico “El mon a RAC1”, donde aseguró que la segunda entrega estará ambientada en Cataluña, con el provisional título de “Nueve apellidos catalanes”. Martínez Lázaro ha sido categórico al desmentirlo en El Periódico.

En una entrevista con su redactor Juan Fernández, el director de la comedia sobre clichés autonómicos ha desmentido que la nueva película tenga algo que ver con el tema catalán. “Es un tema que está demasiado álgido para que una comedia lo suavice. Además, repetir la fórmula de la película de los vascos, pero ahora con catalanes, no me parece muy acertado”. Junto a estas palabras, el director ha añadido que “todo el equipo estaría encantado de hacerla, pero eso de “Nueve apellidos catalanes” es una boutade de un directivo de la productora”.

El director madrileño ha querido expresar todos su sentimientos hacia un conflicto que “puede dar muchos problemas por culpa de la ineficacia de algunos gobernantes”. Sin la necesidad de ocultar su postura ante el tema, el realizador ha declarado que “se trata de un problema aderezado por la crisis. El malestar social ha aumentado con la crisis, los recortes y CIU lo ha sabido explotar muy bien”. A esto ha añadido que “puede tratarse de un movimiento social, pero luego son los políticos los que se encargan de liderarlo o rebajarlo. Aquí había, y sigue habiendo, hospitales sin urgencias, colegios sin presupuestos, gente en el paro… De repente, alguien dice: “Si fuéramos independientes, esto no nos pasaría. Y la gente se lo cree”. Llevamos así toda la vida y la torpeza del PP y del PSOE han ayudado mucho”.
También ha atacado al ministro de Hacienda y Administraciones públicas Cristobal Montoro por las desafortunadas declaraciones que hizo a la cadena SER hace unos meses, en las que afirmaba que “el cine español no vende porque es de mala calidad” y ha contestado que “los que hacemos cine somos siempre los mismos. Unas veces tienen más éxito que otras, nada más. De todos modos, estoy convencido de que una parte del éxito del público de esta película se debe a él. Despues de decir que los del cine somos unos tontos de capirote, la gente tenía ganas de ir al cine a comprobarlo. Muchas gracias, señor ministro”.

Respecto al éxito obtenido por la película, Martínez-Lázaro confiesa haberse visto superado: “Era algo que no esperábamos. ¡Y eso que yo era de los más optimistas!”. Lo que sí tiene claro es que dicho bombazo viene dado por “La risa”. Sobre el guion de Borja Cobeaga y Diego San José, el realizador ha hablado de su “gran potencia. La primera vez que lo leí no podía de parar de reír en voz alta. Pero no sólo eso, en la sala de montaje, el montador también reía a carcajadas”. El madrileño también quiso señalar que no sólo se trataba de una comedia de gags, sino que “estaba bien cerrada. Es una historia bien contada que transmite buen rollo, con unos personajes bien armados”.

Pero el éxito de “Ocho apellidos vascos” no se debe tan sólo a la risa y al conflicto interterritorial. Se ha creado un efecto bola de nieve alrededor de la misma debido a un estreno por encima de lo común que, aumentado por las noticias rompedoras que llegaban desde todos los medios, ha convertido a esta comedia, que “no dista de otras comedias parecidas” según su realizador, en una bomba en taquilla. Porque este fin de semana, la película protagonizada por Dani Rovira y Clara Lago se ha convertido en la película española más taquillera de todos los tiempos después de superar a “Lo imposible” de J.A. Bayona, con 40,2 millones de euros de recaudación sólo en España.

Pero no sólo se trata de la película más taquillera, sino también de la más rentable. Mientras que “Lo imposible” tenía un presupuesto cercano a los 40 millones de euros, “Ocho apellidos vascos” contaba con la cifra de 7,5 millones para llevarse a cabo. Lejos han quedado las cifras de “El orfanato” o “Los otros”, que ya fueron superadas hace tiempo por la última comedia del madrileño y los vascos, y lejos queda también la cifra de 74,5 millones de recaudación que obtuvo la superproducción “Avatar” que debido al alto precio de las entradas en 3D -rondaban los 11€ por persona en el año 2009. Esa cifra es la única que le queda por superar a esta comedia que continúa aumentando el récord de entradas vendidas, con más de 6,6 millones de espectadores en las salas de toda España.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: