Hace cinco años…

Me planté delante de Tano y Viggo y les hice una entrevista, haciéndome pasar por periodista. Iba con otros tres periodistas, de los de verdad. Oficiales. Con su grabadora, y demás. Yo iba con una libretita hecha polvo, un boli y el corazón latiendo a toda velocidad. En realidad tenía que haber ido otra persona, el profesional que iba a cubrir el evento (el estreno de Alatriste en España). Pero me quiso hacer un “regalo”. Por aquel entonces todo dios sabía de mi afición por el Capitán Alatriste y por Aragorn. “¿Quieres hacerlo tú?”-me preguntó. Mi cuerpo dijo sí mientras la mente decía que no. Pero en fin. Qué cojones. Vivir para contar. Todo vale la pena. Y lo cierto es que, para no ser periodista, no lo hice mal del todo.

Lo recuerdo hoy. En uno de esos días nostálgicos en los que piensas que cualquier cosa vivida anteriormente fue lo mejor. Y tal vez por aquello de…cuenta lo que fui (lo que hice, en este caso).

Lo pongo aquí porque se ha perdido en el hiperespacio, donde hasta hace un tiempo aún se podía leer, colgado en su página oficial. Hoy esa página ya no existe. Pero tuve a bien guardar aquel texto.

Entrevista a Agustín Diaz Yanes y Viggo Mortensen

Sinopsis:

Tanto Viggo como Agustín fuman como carreteros. Esta es una afirmación que deduzco por el cenicero a tope y por los cigarrillos que se encendieron durante los escasos 10 minutos que duró la entrevista. Viggo iba muy elegante, su eterno mate de coca en el suelo (muy bonito por cierto, el recipiente con la pajita) y vestido de traje oscuro gris, con camisa roja, un pin con el escudo del San Lorenzo, pantalón a juego con la chaqueta. Bien peinado, raya al lado, muy rubio, cuidado de piel y maneras. Es extremadamente educado(y algo serio, frío y distante…será la timidez, o que no le van nada estas cosas) y se le ve muy tranquilo, habla pausadamente, destacando su acento porteño y es muy atento respondiendo, explayándose bastante en las respuestas. Tano, mucho más distendido, nos ha recibido como colegas: “qué tal, oye os importa que fumemos” y zas, uno detrás de otro, o casi. Tras saludarnos se han sentado cómodamente, relajados. Las preguntas que a continuación se reproducen iban dirigidas básicamente a Agustín Díaz Yanes –Tano- y a Viggo Mortensen, y fueron realizadas durante la cita previa con ambos y durante la rueda de prensa del pasado día 30 de septiembre en el Hotel Majestic de Barcelona.

Viggo, en una ocasión comentaste que en España se suele considerar al director como un auténtico rey, al que se le permite todo el control de la película. ¿Has tenido la misma sensación trabajando con Agustín?
Tano deja mucha libertad a los actores durante el rodaje, lo que no significa que si algo le parece una tontería no te lo diga, tranquilamente.

Tano, ¿Que relación has tenido durante el rodaje con Pérez Reverte? ¿Has llegado a consultar algún matiz sobre la composición del personaje de Alatriste con él o se ha mantenido siempre al margen?
Arturo procuró mantenerse bastante al margen ; le consulté algunos detalles, cosas que pensaba cambiar, que le parecieron bien. Lo que Reverte ha opinado respecto la película es que le pondría una nota bastante alta, porque te va ganando poco a poco, que hay cosas que le gustan y otras que no (incluso ha llegado a decir que durante unos 10 minutos se removió inquieto en el asiento).

Tano, con la ambientación que habéis conseguido la película te transporta a aquella época de nuestra historia…A parte de contar con los libros de Reverte ¿te documentaste con otros textos históricos u otras novelas que tratan la misma época?
A esta pregunta respondieron Tano y Viggo: por supuesto los libros de Reverte son un auténtico tratado de aquella época, están sumamente bien documentados pero aparte hemos consultado a grandes especialistas de la época, especialmente para recrear el ambiente y la caracterización de los personajes (ha citado el nombre de un par de personas, catedráticos de algo, que no recuerdo). Viggo se dedicó a empaparse de Velázquez, de los grandes autores de la época, y a pasear por librerías para conseguir libros de historia, especialmente del Siglo de Oro (que por otra parte, ya conocía, pues lo estudió en Argentina cuando era niño).

¿Cree que esta película puede resultar pionera y a partir de ahora las productoras españolas apostarán más por las grandes superproducciones?
Espero sinceramente que sí, a ver el éxito de ésta, cómo responde el público, a mi me gustaría mucho que esto ocurriera por fin en este país.

A parte de su excelente interpretación ¿aportó ideas propias para enriquecer el personaje como ya hiciera en El señor de los anillos?
Un día quedé para comer con Reverte y preguntarle si el Capitán podría ser de León, a lo que Reverte respondió “podría ser”. Y dicho esto me fuí a León para aprender de sus gentes (ha citado el nombre de pueblos del norte de León, de la zona del Curueño), de su comida y de su forma de ser. Hasta de su forma de hablar. Otra de las aportaciones ha sido fijarse por ejemplo en los toreros, aprovechando que el padre de Tano es torero, para darle ese aire al Capitán, esa valentía que transmiten los toreros y esa pose ciertamente chulesca antes de batirse con la espada. Así que absolutamente sí, pero contando con la aprobación de Tano.

Háblenos un poco del proceso de asimilación de su personaje, habida cuenta que se trata de una caracterización genuinamente española y usted es un actor foráneo. ¿Qué aspectos le costó más asimilar?
Una de las cosas que más dificultad me ha ocasionado ha sido el acento. Me he esforzado mucho quitar mi acento porteño, y he adoptado ese tono bajo de voz porque es así como capté el que hablaban en León: despacio, pausadamente y en voz baja. Se trata de un personaje oscuro y complicado, pero ahí radica lo emocionante: en encontrar su parte sensible. Este es un capitán, a diferencia del de los libros, no tan frío, incluso más romántico (por lo del romance con Maria de Castro). También se ha comentado que el Capitán y su antagonista (Lo Verso, o Gualterio Malatesta en la película) son dos caras de la misma moneda, muy parecidos pero convertidos por circunstancias en enemigos mortales en esta historia (en el cine y los libros).

¿Cómo se integró Bob Anderson, uno de los más grandes maestros de espada que ha dado el cine en el equipo? ¿Es cierta su fama de hombre severo y extremadamente disciplinado en su trabajo?
Sí que lo es; había que recrear luchas como las que se hacían en el Siglo XVII y los puso en vereda a todos, les decía: si lucharas así, ya estarías muerto. Los lances de esta película eran breves, sin piruetas ni efectismos excesivos, aquí se acuchilla y punto. Cuando llegó al rodaje preguntó si en esta película se iba a matar, a lo que le respondieron que mucho, como ya pudimos ver, sin florituras.

(Pregunta dirigida a Tano y Viggo) ¿Hay algún tipo de relación entre las batallas del siglo XVII y las guerras que tienen lugar en la actualidad?
La época en la que se centra la película es muy parecida a lo que es ahora el imperio americano, o más bien, su decadencia. Un soldado como Alatriste bien podría ser como un soldado de Vietnam (Tano ha señalado en este punto que a él le encanta esta parte de la historia, el momento de la guerra del Vietnam y las novelas y películas que se han hecho al respecto), que cumple con su obligación aunque él tenga su propia moral.

Viggo, que es esa H que llevas tatuada en la muñeca?
Esto lo hice por mi hijo Henri, que cuando empezó a aprender a escribir siempre hacía “haches” y por eso la llevo.

Tano, como historiador habrás disfrutado dirigiendo esta película.
Sí, muchísimimo, ha sido un disfrute: imagínate que es mi época preferida, además yo doy clases de historia del arte, y me encanta Velázquez. Yo a mis alumnos me los he llevado al Prado a explicarles los cuadros. Me ha encantado hacer una película de carácter histórico, dos aficiones juntas. Encima teníamos a Quevedo, genial con Echanove, y otros personajes ilustres de la época. Hay que destacar sobremanera a Enrico lo Verso, cuya interpretación ha sido impecable, y tiene una talla como actor que ha sido un lujo trabajar con él. Y que decir de Viggo, un actor buenísimo y espectacular en pantalla. Hemos procurado que todo parezca sacado de un cuadro de Velázquez, la iluminación, el atrezzo, el vestuario…la película transmite la luz de aquella época, medio difusa. El trabajo de ambientación que ha conseguido el equipo es excelente. Con los medios adecuados puedes hacer películas de tanta calidad como las que se hacen fuera. O mejores.

Tano, ¿cómo ha sido lo de enfrentarse a una película basada en los cinco libros de Reverte?
No ha sido fácil. Hemos intentado hacer un resumen de la vida de Alatriste, había que obviar algunos puntos (se han centrado en el primer libro, el tercero, cuarto y quinto; del segundo no hay apenas nada), e incorporar otros que aún no están escritos (estarán en las futuras novelas). A Reverte le pareció correcto.

Viggo, ¿tú crees que los valores que tiene el capitán se podrían aplicar en la época actual (algo así como un Alatriste del siglo XXI)?
Hombre, pues no, porque un personaje que se comportara como Alatriste ahora estaría metido en la cárcel, ya que es un matón a sueldo.Tano, dado que Reverte aún tiene pensado publicar próximas aventuras del Capitán (la próxima se publica en octubre).

¿sería posible una posible segunda parte de Alatriste?
Yo no he hecho esta película pensando en Alatriste II, simplemente esperemos a ver la reacción del público, la acogida aquí y en otros países y dependiendo del éxito que tenga ésta, no lo descarto, si Viggo sigue al frente del proyecto como el Capitán. Podría ser. Los demás actores presentes afirman que estarían totalmente dispuestos a repetir la experiencia.

Tano ¿crees que Alatriste podría ser la representante como película española para los óscars?
A todos nos gustaría pensar en eso. De momento seguimos con la promoción, ahora nos vamos a Toronto, Roma, Venecia… vamos a ver qué pasa en los próximos dos meses de promoción y tras el estreno. Este año hay mucho y muy bien cine español, ya veremos. Ojalá.

¿Por qué últimamente te ofrecen papeles de malo Viggo?
Yo cuando me dicen, en este papel vas a ser malo-malo, siempre pregunto: “y cuando soy bueno”. Al igual, con Alatriste, cuando me dijeron que era un personaje valiente, me pregunté “y cuándo tiene miedo”. Esos son los matices que quiero transmitir y encontrar en mis personajes.

Tano, ¿qué tal banda sonora Tano, has quedado satisfecho?
Es un tema muy cuidado y el resultado es espectacular. Yo quería que hubiera algo muy español –a mi me encanta Camarón y pensaba, dónde pongo yo a Camarón?- ….. es emocionante la música final, que acompaña a los soldados en la batalla de Rocroi.

Esta película podría tener mucha proyección, al estilo de las grandes superproducciones americanas o inglesas.
Viggo responde: no como las americanas, o las inglesas, sino a lo español. Aquí no tienen que tener ningún sentimiento de inferioridad con respecto a otros países, aquí se puede hacer muy buen material y cuentan con muchos medios para hacerlo, equipos muy buenos, grandes profesionales. No tienen de qué sentirse inferiores. Anoche paseaba por el barrio gótico de Barcelona, y contemplaba sus esculturas, su arquitectura. En este país ustedes tienen cosas propias, una rica historia que nada tiene que envidiar a otras. Así que ustedes, sean valientes y seguros, como los soldados del Siglo de Oro (el resto de elenco está totalmente de acuerdo con lo que dice). Tano añade que cuando en su barrio (donde lleva 30 años viviendo y la gente sabe que anda metido en cine) supieron que iba a hacer Alatriste una vecina le dijo: “cuando hagas Alatriste, hazlo como los ingleses”. Tano dijo que se fue a casa preocupadísimo, las manos en la cabeza y sin dormir toda la noche “la que me ha caído encima, ahora si que tengo que dar el callo, esperan que sea como las inglesas, tipo Braveheart, y esas”. Por eso, comenta, decidió rodearse de lo mejorcito de este país, y tener a una estrella internacional. El presupuesto ha sido un punto difícil y fundamental para llevar a cabo el proyecto (costó convencer que apostaran por este tipo de película ).

Tano, ¿ha tenido en cuenta a los fans del libro, en lo que adaptación se refiere?
Pues no, es imposible tener a millones de fans contentos. Cuando se supo que Elena Anaya iba a hacer de Angélica de Alquézar (el amor de Iñigo, personaje caracterizado en las novelas por sus tirabuzones rubios y ojos azules) alguien me comentó que esa no era su angélica que le hiciera ponerse un tinte y tirabuzones, y yo pensé “pero tú te imaginas qué horror a esta mujer con tirabuzones rubios!, no le pegan para nada, ni hablar y tampoco me la imagino con los ojos azules”. Hay algunos cambios con respecto a las novelas, sí, pero hay algo que me tranquiliza: el fan número uno de esta saga, que es su creador Reverte, está muy satisfecho con la película.

Anécdota: Elena Anaya dice que Viggo se lo toma todo tan en serio, que por su papel de mala estuvo dos semanas sin dirigirle la palabra (bromeaba, supongo) así que espera que en el futuro se lleven mejor. Que impone mucho respeto, como si siguiera encarnando el personaje tras el rodaje.

Después de aquello, hubo una sesión de fotos. Algo que en ese mundo se conoce como “photocall”, o algo así. Recuerdo que me acerqué a mi admirado Eduard Fernández, y le dije algo como “tú eres el gran héroe de la película”. Y me saqué una foto con él.

COPONS

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: