Todos tenemos un plan. Rueda de prensa Casa de América. Crónica del recuerdo. Por Susana Rizo.

Dos señoras bien vestidas salen de la puerta en la que todos esperan que hagan su aparición Viggo y el resto de la tropa. Los periodistas y fotógrafos, hasta ahora desperdigados y haciendo un poco el indio, se retiran de golpe pensando que son ellos. Hay un silencio y confusión. No los son, y las señoras en cuestión no quieren que se rompa la magia de la atención que han atraído. Seguid –dicen, orgullosas- hacednos fotos, vamos.

Finalmente, tras una espera no demasiado larga, hacen su aparición en escena Viggo Mortensen (el protagonista, que en este caso son dos: Agustín y Pedro), Ana Pitterbarg (la directora), Javier Rodino (Rubén el “ahijado” en la película) y   Mariela Vesuievsk   (la productora).

Primero tiene lugar lo que llaman “Photocall”. Supongo que porque se pasan un rato llamando a los actores indicando en qué postura y hacia qué lugar deben mirar. “¡Viggo a la izquierda!” “¡Ana a la derecha!” “¡Soledad mira abajo!” y todo así. Tengo la sensación de que estas sesiones de fotos siempre deben de ser así.

Unos minutos después, empieza la rueda de prensa. No hace falta micro: la sala es pequeña, no somos demasiados, y se les escucha bien. Empieza la ronda de preguntas. Y servidora se dispone a contar lo que allí vio y escuchó, tomando notas a mano en su vieja libreta. Y revisándolo todo después de haber tomado notas en una vieja libreta en el video que Casa de América ha colgado en youtube. Y que vio justo después de hacer todo el ejercicio de memoria.

Allá va.

Presenta el evento Mariela. “Todos tenemos un plan” es una producción hispano-argentina. Han invertido varios años en la materialización de este proyecto. Ana Piterbarg, directora y guionista, lleva trabajando en el guión desde el 2005. Y aquí, al fin, está el resultado. Están expectantes. Desean que tenga éxito. Han participado Tornasol films, Haddock, Peters. Nos anuncia que el viernes se estrena comercialmente. Y agradece el apoyo de TVE, Fox, Ibermedia, Euromax. Los lugares de rodaje han sido Alicante, Argentina y el Tigre ( la parte del delta).

Piterbarg confiesa sus nervios, su preocupación porque todo salga bien. Y especialmente transluce su satisfacción por haber trabajado con un elenco de categoría, como el que hoy le acompaña, aunque se echa en falta a la gran Sofia Gala Castiglione (Rosa en la película, y la única nota de color) y a Daniel Fanego (Adrián, el malo perturbado del film).

 – Mi pregunta es para Viggo. ¿Podrías contarnos que dificultades has tenido para representar a dos personajes al mismo tiempo?

Ha sido un desafío interesante, y al final divertido, miedo principio, pero hacer dos hermanos que son distintos y no parece que se quieran mucho. Al principio yo temía como actor que no iban a parecer personas distintas. He visto otras películas de gemelos y a veces no te lo crees del todo. Pero Ana hizo algo muy bueno, algo muy práctico la verdad, que fue rodar las secuencias donde están juntos los hermanos al final del rodaje entonces yo pude ir conociendo a Agustín estando con Claudia, a Pedro y a Agustín estando con Javier y los demás que viven en la isla y entonces ya los conocía muy bien y además los quería mucho y Ana y yo a veces hablábamos de que “ay qué bien me cae Pedro, es muy gracioso, lo voy a echar de menos, bueno pero Agustín tiene su cosa también. Como siempre pasa para el actor les acabas cogiendo cariño a los personajes. Yo nunca he hecho un personaje al que no haya querido, por muy mal que se porte. Cuando llegamos al final y estamos juntos ya sabía como eran los dos.

 – La película se llama todos tenemos un plan. ¿Cual es tu plan perfecto?

Mis planes son una mierda en general, no salen bien nunca. Pero eso forma parte de la vida. Los planes son sueños conscientes, deseos. La película se llama “todos tenemos un plan”, pero no nos va a salir bien a ninguno…podría ser un título largo. Esto contiene mucho drama y tensión.

Hola buenos días, mi pregunta es para Viggo…

No, por favor pregúntele a otra persona.

Bueno me deja, o no me deja…(y prosigue)…Su personaje Agustín se cambia de identidad por Pedro, a Usted le gustaría cambiarse por alguien en este momento, ¿ha pensado alguna vez cambiarse de identidad?

No entendí la pregunta. Quisiera con todo el respeto del mundo que compartamos la respuesta, que yo no soy todo. No entendí nada de lo que dijiste. Y que sea para otra persona la pregunta, por favor.

Llegados a este punto Viggo se negó a seguir respondiendo más preguntas dirigidas a él y pidió que hicieran preguntas al resto. Entré yo, porque es que ya tenía pedido el turno, y me disculpé pues la pregunta también iba para Viggo. En ese punto me dijo “paso”. ¿No tienes preguntas para el resto? Le respondí que sí, pero que lo haría después. La chica que nos estaba pasando el micro vino a retirármelo abochornada, y es que nadie le gusta que le dejen con la palabra en la boca en un evento en el cual se supone que el artista y principal protagonista está ahí para responder las preguntas que le hagan armándose de paciencia, si es necesario. Total que Mariela sugirió que hiciéramos preguntas al resto y dejáramos un turno final para retomar a Viggo. Yo ya no pensaba hacerle ninguna pregunta, pero la chica del micro, que es la compañera de la Fox que se ha estado currando la preparación de todo este evento, me lanzó un guiño y vino como una bala hacia mí, y me tendió el micro como diciendo “hazle la pregunta que querías hacerle, qué cojones (esto último de “qué cojones” lo añado yo, pero es lo que parecían decir sus ojos). 

Y continuó la rueda.

En primer lugar enhorabuena a todo el equipo por el trabajo que habéis hecho, es muy interesante ver estas colaboraciones hispano-argentinas, y ver estas joyitas. Las o. p. suelen dar un poco de miedo a los cineastas sobre todo cuando uno se encarga al mismo tiempo de la dirección y del guión puede que uno esté demasiado embebido sobre sí mismo y sus propias ideas, yo no sé qué miedos ha tenido usted o que complicaciones y si ha recibido alguna ayuda que ha venido muy bien a la película.

Gracias. Pues sí la verdad es que me dio mucho miedo hacer la película, me sigue dando miedo estar acá en este momento pero también es parte del gusto, tiene su parte  entretenida tener un poco de miedo. La verdad es que me sentí muy acompañada por esta personas que están acá presentes, y por las que no están porque fue una película que necesitó que todos nos metiéramos muy adentro y que trabajáramos mucho y lo hicimos muy contentos. Fue una experiencia muy fuerte, muy intensa y linda y difícil pero gracias a eso pude superar el miedo de hacerlo. Ahora es una parte mucho más relajada, da mucho placer ver que todo ese esfuerzo está en la pantalla. Y que se puede compartir. Dificultades me encontré un montón pero la mayor dificultad tiene que ver con lo que vos decías de dirigir y escribir al mismo tiempo, es difícil no estar preguntándose todo el tiempo si está bien si no lo está, si es lo que querías o no, por qué, cómo se me ocurrió esta historia, pero allá vamos, a seguir. Parte de lo maravilloso de quienes nos proponemos hacer estas cosas es animarnos, dar el paso y después dejar que eso circule y ver lo que sucede con eso y ver el final, que no es cuando se terminó, si no cuando ves lo que devuelve a través del público, lo que provoca. Me llevó muchos años escribir el guión.

– Quisiera saber dónde más se va a estrenar la película y también que todos, director, productor y actores, hicieran una reflexión sobre la situación que hay ahora en España. Esto es una opera prima que dirige una mujer, es una coproducción y un trabajo muy laborioso y aquí en España con el incremento del IVA las cosas se han puesto mucho peor y eso se va a ver reflejado en el número de espectadores. Qué reflexión podríais darnos ante esto.

El país donde se va a estrenar inmediatamente es en Inglaterra, tras España y Argentina, luego en Toronto (que es donde la van a ver los que la compraron, los distribuidores), además va a tener estreno en Alemania, Uruguay, EEUU, Francia, Israel, Turquía, Escandinavia, Japón, Está prácticamente vendida a casi todos los países. Quedan algunos países asiáticos, Italia, Es uno de esos milagros porque se va a estrenar en muchísimos países.

Las cosas están difíciles y cada vez las piedras que te van poniendo en el camino son mayores. En mi pueblo que es Uruguay éramos pocos y parió la abuela, es decir ya teníamos una situación bastante tensa en el sector, con el IVA al 21% creo que realmente es un daño muy grande que nos va a afectar a todos, se van a perder puestos de trabajo, perderemos asistencia en el cine, y a todos los espectáculos, todo el área de la cultura se verá afectada porque pasar de un 8 a un 21 es brutal. No ha sido una política acertada para incentivar en este momento justamente que la gente vea cosas y la consuma. Este es el momento que nos ha tocado y tenemos que seguir luchando para seguir haciendo propuesta como esta, que son arriesgadas que implican una elaboración muy cuidada desde la productora Tornasol y desde Haddok, la productora argentina, y mantener siempre el nivel de calidad de ganas a la gente de ir a verla, y eso es lo que seguiremos intentado.

Yo soy español y creo que va a ser duro pero lo que tenéis que hacer los periodistas es seguir luchando por incentivar la cultura, tratando que la gente se siga gastando dinero en esto. Además en épocas de crisis pueden ser buenos momentos creativamente, en las épocas de crisis surgen  movimientos y aparece el ingenio para poder salir adelante con menos medios.

Javier has trabajado mucho en Argentina, quisiera saber las diferencias que tú ves en el cine latinoamericano y el español y si empiezas a considerarte más valorado en Argentina respecto España. Y para Viggo, hace poco llegaron unas declaraciones que crearon mucha polémica sobre tu opinión sobre Mourino, quería saber si querías matizarlas o hacer algún tipo de comentario.

El tema de la globalización nos está viniendo muy bien porque en realidad no creo que haya ninguna diferencia en cómo se trabaja en Argentina y cómo en España o en cualquier otro lugar, creo que la organización del cine es bastante clara y sí, he tenido una suerte tremenda de poder participar en dos películas argentinas que son de la mejor producción que ha habido casi mundialmente, es tener muchísima suerte y me siento honrado, me alegra mucho que cuenten conmigo y que se pueda trabajar mi talento y que también sea porque tengo una facilidad para hacer acentos –risas-  pero que encima son personajes muy complicados que son un reto para mí.

Los demás asienten y corroboran que Javier es ya un especialista en el acento argentino. Y Viggo empieza a responder a lo de Mourino.

Bueno –risas- primero quiero decir que Javier si lo ves “El secreto de sus ojos” si uno no sabe que es español no te das cuenta ha hecho un trabajo muy bueno haciendo de isleño en nuestra película, es un tipo bastante raro, bastante especial pero perfecto, y te felicito. Y lo del fútbol bueno, parece que me meto en líos en todos los continentes porque acabamos de venir del lanzamiento en Argentina, yo tengo dos equipos: uno de mis amores es el San Lorenzo como sabrán, y en España soy simpatizante del Real Madrid pero parece que me he metido en líos con los dos. Lo de Mouriño son preferencias de un hincha, mirá a mí me gusta el fútbol tradicional, vistoso, alegre, optimista, agresivo, por el suelo, de mucho toque, me gusta el lado artístico del fútbol, y es un juego, es serio, pero es un juego pero Mouriño no parece ser muy hincha de ese tipo de fútbol y entonces tengo una diferencia como hincha en sus planteamientos. Como me gusta la tradición del Real Madrid me parece poco conforme con la rica tradición de un equipo grande como el Real Madrid el comportamiento humano de Mou en muchas ocasiones… No lo conozco así que no puedo decir que no lo quiero como persona, me da igual, pero si va a representar al Real Madrid que sea educado, que se porte bien, que no se vaya al vestuario antes de terminar el partido, que trate con respeto a los demás, que no ande metiendo el dedo en el ojo a nadie, es interesante que ha elegido hacerlo con Tito Vilanova, un señor muy educado, y no a un cholo Simeone que le rompa el culo a patadas, o sea es un poco cobarde y aburrido. Simplemente eso, dicho esto espero que nos traiga la décima. Aunque la traiga el mismo Sauron, da igual. Pero prefiero que se porte bien.

 – Mi pregunta es para Ana Piterbarg ¿Cómo surge esta historia que yo la veo más de chico que de chica?

Bueno porque es que en realidad es mi parte oculta. Mis amigas dicen que es porque me crié con mis hermanos. La verdad es que no lo sé. De chica yo iba al Tigre a pasar fines de semana a la casa de una amiguita que me invitaba, y nos encantaba estar con los varones de la isla para ayudarles en las cosas que hacían. Es una historia que si bien tiene que ver con más mandatos masculinos que femeninos, yo creo que la historia de los hombres nos atraviesa tanto a hombres como a mujeres, poniéndome unpoco solemne, la dificultad del hombre ante tantos mandatos de una sociedad machista creo que se vuelve muy opresiva también, lo digo desde mi lugar de mujer, desde mi humildad viéndolo afuera, y creo que en la película las mujeres a su vez están como viendo un poco cómo se ve a ese hombre a través del personaje de la mujer de Agustín, de Claudia, creo que es como una visión que tiene sobre el hombre y desde el personaje de Rosa es otra visión diferente donde hay una aceptación mayor de sin tanto cuestionamiento. Además siempre me gustaron mucho las películas de acción, de chiquitita me divertían.

– Una pregunta para Ana también. Cómo se eligieron las localizaciones de los paisajes y la música también, son un complemento muy bueno para el guión.

Bueno me gustaría que compartamos también las respuestas, ahora me siento yo como que me preguntan. Decidí utilizar el Tigre como escenario para la historia Fui muchas veces al lugar y fui en distintas estaciones con el director de fotografía y con la directora de arte también para definir cuál era el mejor momento y el mejor aspecto del paisaje que cambia mucho a lo largo del año según la estación y después hay un recorte, lo que se ve del Tigre es una parte: hay una que tiene más civilización por llamarlo de alguna manera, hay otro sector que se ve en la película donde se planean los secuestros que es la parte más pudiente, y después hay un Tigre que tiene más que ver con la parte turística, y un Tigre donde vive la lugareñons habitualmente. Es un recorte con un anclaje en la realidad pero también quisimos construir un mundo propio de la película que no intenta ser realista. La música me gustaría que la respondiera Mariela…

Y responde Mariela:

Los músicos son dos que viven aquí en España de origen argentino, Lucio Godoy, y Federico Cousin, se involucraron mucho en lo que Ana quería con respecto a lo que sentía cada personaje durante ese viaje del Tigre, creación de sentimientos. Recuerdo que tú decías Ana, que querías que el viaje fuera de adentro y no sonoro para afuera. La inteción con la música era sumar al clima de misterio o de suspense que tiene la historia pero sin que la música contara o anticipara demasiado, que generara un ambiente propicio para que uno pudiera ir avanzando, pero que no anticipara ni remarcara lo que no hacía falta y que cuando remarcara tuviera que ver con sonidos que a nosotros nos resultaran integrados a ese mundo, que no vinieran de fuera, sino que participaran un poco de ese mismo ambiente y se trabajo de hecho con muchos instrumentos que tenían que ver con el agua, con cuerda, con arpa. Aunque también había una orquesta no queríamos que funcionara como una banda que estuviera puesta encima de la película. 

– Pregunta para Soledad. La película dice que todos tenemos el mal dentro y que todos tenemos un plan. Nos podrías desvelar cuál es tu plan. Para Viggo. Tú al igual que Agustín necesitabas volver a ese pasado argentino para reencontrarte contigo mismo.

Me olvidé…(de la pregunta). Ah, sí.  El plan y la oscuridad y la luz. (sus compañeros le recuerdan la pregunta). El mal interior radica en desconocer los deseos, la propia pulsión vital, cuando uno se impone comportamientos, obediencia a determinadas reglas externas en vez de obedecer a los propios deseos, termina generando ese mal esa oscuridad, que en principio daña a uno y a su entorno, porque uno no está siendo sincero y verdadero, en su esencia. Bueno, yo interpreté eso. – Me parece muy acertado, señala Ana- Y respecto el plan, yo estoy de acuerdo, que uno hace planes para que se vayan a la mierda pero bueno también es imposible no hacerlos es parte de estar en este mundo, pensar que todo debe de tener algún sentido y permanentemente la vida nos dice “quizás no” o es otro, no es el que pensabas. Hay una idea que  me gusta referida al tema y es que no siempre uno sabe lo que es lo mejor para uno. Uno creo a por un determinado objetivo pensando que eso es lo mejor para uno y quizás la vida dice en ese momento “no, esto no es para vos en este momento”. Uno tendría que poder aprender y leer  en esa situación y extraer alguna sabiduría en ese aparente obstáculo.

Como actores también –añade Viggo- yo también hago algo y pienso “qué mala la toma esta” y veo que Ana está contentísima y pienso “qué pasa” hacemos otra y ella dice no ya está, está muy bien lo que hicieron. O sea uno no siempre tiene la perspectiva de cómo se ven las cosas desde afuera. Lúcido sobre sí mismo.

Pero si hace falta un plan, yo creo (añade Ana) porque por más que sepa que no necesariamente sea lo que conviene, no siempre se tiene la mente fresca como para pensar que hay otras zanahorias, pero bueno la tienes delante está buena.

Es como la película –continúa Viggo-, vos le dijiste a Maria, mirá no te preocupes tengo un cuento, no te preocupes, ya verás, no me preguntes tanto no sé lo que va a ser, vamos a rodar nada más y  a ver qué pasa –risas-

María dice “Es todo una gran proyección de deseos que…”, e interrumpe Viggo- que sale diferente y a veces igual de bueno o incluso mejor. Observación que corrobora María.

En cuanto a la experiencia de regresar –prosigue VIggo- sí, lo pensé de forma consciente, es la primera película que hago en Argentina y era consciente, al igual que ustedes, que Argentina tiene un alto nivel en el cine, salen siempre películas interesantes de ahí y como actor yo sé que la formación de los actores en teatro y en cine es muy buena, entonces me siento orgulloso de ahora poder decir soy parte de la historia del cine argentino y además una buena entrega con una película que creo que se va a recordar. Hubo un momento en que haciendo de Agustín, que es el hermano que vive en la ciudad y quiere ser el otro, quiere tener la vida del otro y que hace muchos años –puede que treinta o más- que no ha estado en la isla entonces vuelve, como yo volví, me fui  a los once años y ha sido la vez, rodando esta película que estoy más que una semana o dos haciendo turismo o para el fútbol, presentando otras películas, de repente estoy meses y viviendo allí y era como volver, aunque nunca va a ser lo mismo que era antes. La memoria que tengo es un filtro de lo que pasó, quién sabe lo que pasó en realidad desde el punto de vista de ahora, y mis deseos y añoranzas son diferentes y mi corazón es diferente ahora. Todo eso lo vive Agustín cuando vuelve y encuentra situaciones inesperadas. No se puede volver, nos dice esta película un poco, por mucho que queramos, no podemos cambiar el pasado y lo de obsesionarse tanto con el pasado, con que hubiéramos deseado o lo que hicimos mal, pues no fue así. Y además ya fue. Mejor: hay que estar acá y se quieres cambiar de verdad el rumbo de tu vida lo mejor es no pensar en lo de antes y pensar en lo de ahora. Qué tengo delante, con quién estoy, qué estamos haciendo.

Mi pregunta es para todos los actores. La película trata sobre el tema de la búsqueda de la identidad y quería preguntar a cada uno cómo ha sido esa búsqueda de la identidad de sus personajes, cuál ha sido la mayor dificultad. Y luego tengo un encargo personal para Viggo porque el lunes en una mesa redonda con Carl Urban me pidió que te preguntara sobre el queso de cabra y le prometí que se lo iba a preguntar:

Sobre la búsqueda de la identidad de mi personaje –responde primero Javier Rodino- yo interpreto a Rubén que es un tipo que vive muy en contacto con la naturaleza, es cazador y pescador, y casi analfabeto que vive muy sencillamente, está casado con una mujer paraguaya; tiene tres hijos y para conseguir dinero tiene que ponerse a las ordenes del personaje de Adrián interpretado por Daniel Fanego, que es su tío y padrino. Su búsqueda de la propia identidad empieza cuando trata de encontrar otro amo en el personaje de Pedro-Agustín, intenta buscar un amo nuevo y al final descubre que luchando contra su propio miedo es como encuentra su verdadera identidad y nunca se sabe lo que será de él. Es un poco críptico lo que he dicho pero cuando veáis la película lo entenderéis.

Responde después María. Yo interpreto a Claudia, que es la mujer de Agustín. El abordaje tuvo un pilar que es la defensa a ultranza que hace Claudia de su plan –adoptar a un bebé- hasta negando la realidad que tiene ante sus ojos, quiere llevar adelante lo que piensa que es importante para ella y luego el tránsito de ver cómo todo se derrumba, como este plan se deshace  y de alguna manera también oficia de testigo, se horroriza al descubrir la mentira. Al final ella deja a entender que va a seguir adelante con su plan, ahí hay un encuentro con su identidad y rescata su deseo más profundo.

Continúa Viggo.

Cuando yo leí el guión de Ana me sorprendió lo bien que estaba escrito, lo bien dibujados que estaban los personajes, lo original que era este cuento que digamos cabe dentro del género del cine policial negro. Una cosa que me gustó mucho, a lo que has referido antes Ana, y es que las mujeres en cierto modo observan y sirven hasta cierto punto como las conciencias. Hay un relevo de una mujer a la otra, pero como todo inesperado de llevarnos de la mano, de mostrarnos, de ser la conciencia del cuento. Me gustó mucho al leerlo son las sorpresas que te traen este cuento. Al principio ves a ciertos personajes y piensas, bueno yo sé por dónde va a ir esto, porque lo he visto antes más o menos, y sé qué paisajes voy a ver, y después resulta que cambia de rumbo y vas a otros lugares, estás con otros personajes…esos personajes también van cambiando, y hay un relevo continuo, así que te sorprende continuamente. Como la vida misma. No sucede lo que uno piensa que va a ocurrir, y eso me gustó mucho. Y también el tema de la crisis de identidad, especialmente en el caso de Agustín. Este viven en la ciudad, casado con Claudia, y Pedro vive en la isla, donde está el personaje de Rubén, que es un isleño y vive un poco al margen de la ley. Muy distintos ambos. Pedro aparte de estar muy enfermo físicamente creo que es de los personajes que más contento está siendo como es, tiene un atractivo, dice lo que piensa y hace lo que quiere pero tiene un problema grave de salud. En cambio su hermano Agustín no está contento, hasta el punto que quiere la vida del otro hermano y trata de tomarla, de ser Pedro, lo cual es imposible, y eso le lleva a hacerse como una especie de tercera persona, un hombre que no es ni Agustín, ni Pedro. Me gusta que todos estén, y como digo esto es algo propio del cine negro, dañados, todos tienen sus cicatrices, dudas e inseguridades, incluso los personajes más  bienintencionados desde mi punto de vista, como Claudia y Rosa, también se mienten un poco, se mienten a ellas mismas, tienen sus dudas, quieren de alguna manera que la vida sea distinta. Y eso es lo que pasa en las películas dramáticas. Las cosas que en las familias se esconden, el lado oscuro que no ves, que no sale la bestia, porque parece un tipo tranquilo, llevan una relación normal, tienen una familia. Siempre hay algo. Todos tenemos un lado oscuro, y en el cine negro, como en esta película, pues sale. Y salen los deseos, los remordimientos, los desengaños, y eso resultan conflictos porque no todos quieren mismo.

 Bueno ahora sí –esta soy yo-. Mi pregunta es para Viggo. Te quería preguntar si tu plan es dejar que todos los demás sigan con su plan, aunque sea inconscientemente: Claudia puede adoptar a su bebé, Rosa puede seguir haciendo bien, Rubén puede deshacerse de Adrián…

Agustín sabe que no le gusta lo que tiene, entonces busca otra cosa. Yo creo que cuando le dice a ella que no tiene plan es sincero y en ese momento no es algo peyorativo tampoco, no es negativo no tener un plan. La verdad es que para él, haciendo lo que la sociedad piensa que es una vida ordenada y normal, no es feliz. No es lo que quiere que hagan sus padres se pregunta qué es lo que quiero hacer yo. No tener un plan es lo mejor que le puede pasar. Está tranquilo. En ese momento del cuento ya se acopló al paisaje, a Rosa, a Rubén, ha procesado el miedo que sentía en su infancia con respecto a Adrián, el que hace de villano, no tiene tanto miedo. Está contento donde está, y le da igual que le llamen Pedro, Agustín o Miguel, en ese momento lo que mejor que puede pasar es no estar pensando ni en lo que pasó antes ni en lo que viene. Está contento en esa barca con Rosa y no pide nada más, lo cual me parece sumamente positivo.

Mariela agradece a todos la paliza de promoción que se están dando que es fundamental para que la gente conozca y vea esta película, y les invito a todos ustedes que también ayuden. Agradecer al equipo de Fox de prensa y comunicación y al equipo de Tornasol. Han sido días muy intensos. Y agradecer a quienes han apoyado la película, en especial a TVE que es un pilar fundamental para el cine español y así debe seguir siéndolo.  Inviten a la gente a que vaya al cine.

 Se levantan y Viggo quiere añadir unas últimas palabras.

 Antes de irnos yo quería pedirles que recuerden que están acá y que han visto el primer largometraje de Ana Piterbarg. Yo me siento muy orgulloso de estar en esta película que no parece para nada, desde mi punto de vista, una ópera prima. Yo sé que vos tenés un futuro lindo y que años adelante vamos a decir mirá, yo estuve en la primera que hizo.

Texto de Susana Rizo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: