Fallece Aurora Bautista

Nacida en Villanueva de los Infantes en 1925, la intérprete –que habría cumplido 87 años el próximo mes de octubre– ha fallecido en Madrid esta noche. Hija de un republicano encarcelado tras el final de la Guerra Civil y obligada a vivir en Barcelona, entró a estudiar en el Institituto de Teatro, escuela en la que fue descubierta por Cayetano Luca de Tena que la contrató para la compañía del Teatro Español.

Debutó en la gran pantalla con el papel de Juana la Loca en Locura de amor (1948), de Juan de Orduña, acompañada por Fernando Rey, que interpretaba a Felipe el Hermoso.  Fue este filme el que la emcumbró hasta el éxito y le hizo firmar un contrato en exclusiva con la productora CIFESA –compañía que en un principio no estaba plenamente convencida de adjudicar el papel a Bautista por ser una actriz novel–.  A partir de ahí volvió a rodar con Orduña Pequeñeces y Agustina de Aragón, lo que le hizo convertirse en una de las actrices imprescindibles de la posguerra española.

 A raíz del fracaso con Condenados (1953), regresa a las tablas con obras como Réquiem por una mujer, de Faulkner; Yerma, de Federico García Lorca; y La gata sobre el tejado de zinc, de Tennessee Williams. Ya en los años sesenta rodó Teresa de Jesús (1961) y La tía Tula, de Miguel Picazo, largometraje con el que el cineasta jiennense se estrenaba en la dirección adaptando el clásico de Miguel de Unamuno. Este título también contó en el reparto con Carlos Estrada, Lali Soldevilla, Irene Gutiérrez Caba, Enriqueta Carballeira, Coral Pellicer y Margarita Calahorra, entre otros. En palabras de Bautista:La tía Tula es, sin duda, el mejor título de mi filmografía. Ese personaje es el que mejor hice en mi vida, aunque lo hiciese con una tensión bastante fuerte porque tenía que interpretar a una solterona cuando en realidad estaba en plena luna de miel”. Cuando la película se estrenó en el Festival de San Sebastián y Picazo se alzó con el premio a la mejor dirección, la actriz ya vivía en México donde se había casado con el doctor Hernán Cristerna, padre de su único hijo.

 Eugenio Martín (Una vela para el diablo), José Ramón Larraz (El mirón), Javier Aguirre (El polizón del Ulises), José Luis García Sánchez (Divinas palabras y Adiós con el corazón), José Luis Cuerda (Amanece, que no es poco) y Basilio Martín Patino (Octavia) fueron otros realizadores con los que trabajó. Su última aparición en la gran pantalla fue en 2004 de la mano de José Luis Garci en Tiovivo c. 1950.

 Entre los galardones que ha recibido a lo largo de su carrera están la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos, el Premio Sant Jordi, el Premio Mayte de Teatro, el Premio de la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York, el Premio Fotogramas de Plata a Toda una Vida, la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos, el Premio Miguel Picazo, el Premio Unión de Actores a Toda una Vida y el Premio Actúa de AISGE.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: