La película israelí Policeman gana Bafici, el XIV Festival de Cine Independiente de Buenos Aires argentino

En la sección oficial de largometrajes internacionales del XIV Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, donde competían 15 trabajos, el gran triunfador fue el israelí Policeman, de Nadav Lapid. Este drama sobre una poco ortodoxa unidad policial de élite israelí enfrentada a un grupo de jóvenes radicales, se alzó con los premios a la mejor película y al mejor director. La representación argentina se llevó tres de los premios en este apartado. Así, Germania, de Maximiliano Schonfeld, obtuvo el especial del jurado, y La araña vampiro, de Gabriel Medina, los de mejor película argentina y mejor actor, para Martín Piroyansky. El palmarés del jurado de esta sección, compuesto por Pilar López de Ayala, Christoph Huber, Miguel Gomes, Peter von Bagh y Rodrigo Moreno, se completó con el premio a la mejor actriz para Zoé Heran, por su papel en el filme francés Tomboy, de Céline Sciamma. Esta última obra también se alzó con los premios paralelos Signis y Fipresci. En lo que respecta a la competición de cine del futuro, en la que optarán a premio 19 largometrajes, ha sido galardonado el portugués E na terra não é na lua, de Gonçalo Tocha, y ha habido una mención para la coproducción entre Emiratos Arabes Unidos y Líbano OK, Enough, Goodbye, de Rania Attieh y Daniel García.

En el concurso de largometrajes argentinos se impuso, entre los 14 aspirantes, Papirosen, de Gastón Solnicki. El de mejor director ha sido para Luis Ortega, por Dromómanos, y se ha concedido una mención especial a La chica del sur, de José Luis García. El premio al mejor tratamiento de imagen ha recaído en Román Cárdenas, director de fotografía de Igual si llueve, de Fernando Gatti. En la competencia de derechos humanos ha sido premiada la coproducción chileno-española Sibila, de Teresa Arredondo; y en el concurso UNICEF, la israelí A Place of Her Own, de Sigal Emanuel, y mereció una mención la holandesa Kauwboy, de Boudewijn Koole. Por último, en el concurso de cortos argentinos fueron elegidos como ganadores El amor cambia, de Ignacio Ceroi, Noelia, de María Alché, y Pude ver un puma, de Eduardo Williams. En cuanto al resto de premios paralelos, Germania ha logrado el premio Feisal, y otro filme argentino, Villegas, de Gonzalo Tobal, el premio de la Asociación Cronistas Cinematográficos Argentinos. El premio ADF ha sido para el director de fotografía Julián Apezteguía, por Los salvajes, de Alejandro Fadel. Unas 350.000 personas visionaron las 449 películas programadas en el Bafici

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: